Se dice que una persona tiene pérdida de audición cuando no es capaz de oír bien, este problema se puede presentar en uno o en los dos oídos, además, hay varios niveles de sordera desde leve, moderada, grave hasta profunda.

Entre las consecuencias más visibles que sufren las personas con pérdida de audición es la dificultad para comunicarse con otras personas, ya que se les complica escuchar conversaciones, voces hasta sonidos fuertes.

Hay muchos factores para la pérdida de audición, se pueden presentar desde la gestación, el nacimiento y por actividades que día a día realizamos. Muchos de estos factores se pueden prevenir o tratar, sin embargo, hay casos en los que la pérdida de audición ya es irreversible.

Consecuencias de la pérdida de audición

Problemas de salud

No escuchar bien puede afectar la salud en general de la persona, ya que causa estrés, y esto desencadena un sinfín de síntomas como dolor de cabeza, incremento de la presión arterial y tensión muscular

Problemas de comunicación

Limitación para comunicarse con otras personas, en caso de niños se puede retrasar el desarrollo del habla.

Factores emocionales

Si la pérdida de audición no se trata a tiempo, la persona puede presentar sentimientos de soledad, frustración, aislamiento y depresión.

Bajo rendimiento escolar

Los niños con pérdida de audición pueden presentar grandes problemas en la escuela, ya que no tendrán los elementos para aprender de forma eficiente. Algunos casos necesitan escuelas especiales.

Desempleo

Las personas con sordera pueden tener complicaciones para encontrar trabajo, ya que no se pueden comunicar de forma efectiva.